- Activismo Digital de Lenguas Indígenas - https://rising.globalvoices.org/lenguas -

Entrevista con Tzintia Montaño

Categorías: México, mixteco, mixteco de la frontera Puebla-Oaxaca

Fotografía proporcionada por Tzintia Montaño.

En 2020, continuamos con la campaña en redes sociales donde invitamos diversos anfitriones para administrar [1] la cuenta de Twitter @ActLenguas [2] y que compartan sus experiencias en la revitalización y promoción de las lenguas nativas. En este post de perfil, conoce algo más sobre Tzintia Montaño (@kolotzin_ [3]) y lo que planea discutir durante su semana como anfitriona.

RV: Cuéntanos acerca de ti:

Me llamo Tzintia Montaño, soy de Santiago Huajolotitlán, en la mixteca oaxaqueña, y también de la CDMX, así que me considero una ña’a davi chilanga.

Estudié Letras Clásicas en la UNAM y posteriormente, después de años de reflexión, decidí dirigir mis pasos hacia la lengua de mi familia, el da’an davi o mixteco de la frontera Puebla-Oaxaca. Por ello, estudié la maestría de Estudios Amerindios y Educación Bilingüe en la UAQ donde me interesó el estudio de la vitalidad lingüística y me enfoqué sobre todo en trabajar con la comunidad transnacional mixteca Puebla-NuevaYork, circuito migratorio al que mi familia pertenece.

Durante este proceso, aprendí mucho sobre la identidad, el territorio, la autoadscripción y la lengua en contexto transnacional. Posteriormente la suerte me llevó a trabajar con las lenguas indígenas y el Procesamiento del Lenguaje Natural, donde comencé con la recopilación de corpus paralelo en Comunidad Elotl [4].

RV: ¿Cuál es la situación actual de tu lengua en internet y fuera de línea?

Como macro lengua, el tu’un savi comprende, según el INALI, 81 variantes y abarca los estados de Oaxaca, Puebla y Guerreo, así como algunas partes de Baja California y los Estados Unidos, debido a la migración. Cada una de estas variantes presenta un nivel de vitalidad distinto, ya que podemos encontrar comunidades donde los niños están aprendiendo tu’un savi como lengua materna, mientras que en otros lugares la lengua es hablada sólo por la generación de los abuelos o los tatarabuelos. Lamentablemente este último es el caso del da’an davi, cuyos hablantes más jóvenes oscilan entre los 50 y 60 años.

Podría parecer a simple vista que el tu’un savi, en general, cuenta con cierta presencia en internet, sobre todo en redes sociales; sin embargo, al acercarnos a cada una de las variantes, y en este caso al da’an davi, encontramos que en realidad existen escasos recursos en la web.

RV: ¿En qué temas planeas enfocarte durante la semana que manejes la cuenta de @ActLenguas?

Los temas que me interesan abordar son identidad y autoadscripción, la lengua mixteca en contexto transnacional, migración y territorialidad y, por último, tecnologías del lenguaje. Quiero compartir esto temas, desde diferentes puntos de vista, con el auditorio de @ActLenguas para lograr una reflexión colectiva.

RV: ¿Cuáles son las motivaciones principales en tu activismo digital de tu lengua? ¿Qué sueñas para tu lengua?

En primer lugar, me gustaría que hubiera más material de aprendizaje en da’an davi. Mi sueño es que la comunidad de hablantes crezca e ir apropiándonos cada vez más de nuevos espacios de uso. En segundo lugar, deseo que el activismo tenga repercusión en las tecnologías del lenguaje, así como en la revitalización del da’an davi. Es un trabajo que largo aliento, pero estoy convencida de dedicar mi tiempo y mi esfuerzo en la tarea de tener nuevas generaciones de hablantes del da’an davi.